Qué pasa en la Ciudad

Felices pascuas, la pauta está en orden

Felices pascuas, la pauta está en orden

Marzo, el mes eterno. Aún con el recuerdo fresco del momento del calendario 2020 cuando comenzamos a escuchar palabras como “aislamiento”, “cuarentena”, “pandemia”, y “zoom”, este 2021 recibió el otoño y dejó el plato de ñoquis con más novedades e incertidumbres que de costumbre. Esta edición de ¿Qué pasa en la ciudad? te acerca un popurrí de noticias que ocurrieron en el mes y que, como suele suceder con las “curiosidades” políticas de CABA, tuvieron poca difusión y discusión. Compromisos 2021-2021 Hace poco más de una semana Larreta y Santilli presentaron compromisos para su gestión 2021-2023. A grandes rasgos, un conjunto de promesas que no difieren mucho de lo planteado en el discurso de apertura de sesiones (si te perdiste ese bello encuentro por zoom, podés leer acá de qué se habló). Una vez más, la llamada “escuela del futuro” aparece como el horizonte bendito y salvador de las propuestas educativas PRO, contra un sistema actual diezmado de infiltraciones ideológicas revolucionarias de docentes izquierdistas. La promesa puntual es la aplicación del modelo en toda la ciudad. Un bello eufemismo futurista que maquilla los problemas estructurales del universo educativo y que trae aparejada una candente discusión sobre el rol de la escuela en nuestras juventudes. Una concepción que, en palabras del propio ex ministro de la cartera, Esteban Bullrich, aborda los espacios educativos como centros creadores de trabajo. Una definición que, al menos desde quienes formamos este espacio, entendemos que excluye y deja por fuera muchas de las bondades, oportunidades, y mayores riquezas de nuestro sistema educativo. Ganancias asociadas al compromiso de docentes, al rol social de los centros educativos, y al posicionamiento de estos como espacios creadores, formadores, y generadores de pertenencia y comunidad. La escuela del futuro viene a poner sobre la mesa las lógicas del mérito y el individualismo como rectoras de un espacio de socialibilización colectiva. La idea de un cambio cultural que Cambiemos deseaba y proponía para la Argentina cuando alcanzó el gobierno en 2015, sigue más que vigente en la ciudad. En cuanto a economía, inversiones y empleo, las propuestas fueron formas retocadas de hablar de desregulación, por ejemplo en impuestos. La ciudad, con un presupuesto similar al de grandes ciudades europeas, continúa, como se vislumbró aún con más fuerza durante la pandemia, sin políticas específicas de atención e incentivos a su entramado productivo. Lejos de incentivar nuevos sectores estratégicos o empleadores, la apuesta pasa por reordenar la espacialidad de radicación de empresas, y estimular que vengan a instalarse nativos digitales y otro tipo de empleos particulares. ¿El resto? Capacitaciones, mentorías, formaciones, prácticas y demás cascarones vacíos. En el sector de la cultura, el mecenazgo es la propuesta central, dejando esta área en buena parte a la voluntad de privados, y además regalándoles la condonación de impuestos por hacerlo.  La visión de la seguridad, a esta altura, es ya figurita repetida. Más policías, más comisarías y más cámaras; una mirada que dista mucho de un abordaje integral y solo se enfoca en lo punitivo. El bulleteo se termina de...

El zoommum del macrismo

El zoommum del macrismo

Horacio Rodríguez Larreta inauguró el pasado lunes las sesiones de la legislatura porteña desde… ¡¿Brasil?! Si, parece ser que las vacaciones no pudieron esperar y el zoom se vio obligado a oficiar de anfitrión.

De guardapolvos y tapabocas

De guardapolvos y tapabocas

Esta semana asistimos a una nueva fase de relacionamiento y cuidados colectivos con respecto a la pandemia que copó el mundo en este 2020. El paso del aislamiento al distanciamiento trajo consigo, en la Ciudad, la denominada “vuelta a clases” bajo el brazo.

Tweets

Unite a nuestro newsletter